Pregón de Navidad: “La vida consagrada quiere llamarse Encarnación”

El presidente de CONFER también denuncia el materialismo y el aborto

(Vida Nueva) El presidente de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), el mercedario Alejandro Fernández Barrajón, ha recordado en su pregón navideño -que pronunció durante una eucaristía celebrada el pasado viernes en la sede de CONFER- la actitud contemplativa, de pobreza y alabanza de la vida consagrada, que “quiere llamarse Encarnación” y que “no va a fallar en esos páramos fríos de Belén. Estará allí dispuesta a contemplar al recién nacido y a llenarse de su bondad”. Ha resaltado también la labor de los misioneros en zonas como la R. D. del Congo, donde “la violencia se extiende por los campos y mata. La hermana consagrada Presentación López Vivar ha perdido sus dos pies por no marcharse a tiempo”, ha subrayado.

Pero, ante el mensaje esperanzador que transmite de estas fechas, “La Vida es el gran regalo de la Navidad (…) Él viene, viene siempre”, Fernández Barrajón también considera que estamos en época de denuncia. “Esta sociedad acostumbrada a la corrupción y al materialismo que ya no sabe emocionarse ante un recién nacido, necesita llegar a Belén. Esta sociedad que no se inmuta cuando condena a un aborto a un no nacido como si fuera una llamada perdida en el móvil, necesita entrañas de misericordia”, añade el presidente de CONFER. Ante este mensaje, transmite otro, más profético: “La Navidad nos trae un regalo envuelto en papel brillante de esperanza: es la profecía. Aún estamos a tiempo para soñar un año nuevo y distinto”, afirma Barrajón.

Por último, ha dedicado unas palabras de agradecimiento a Jesús Gallego, dominico, por su trabajo al frente del Centro Médico-Psicológico; a Alfonso Rovira, religioso espiritano, por su dedicación al Área de Pastoral Juvenil Vocacional y a Petri Marcos, laica, que ha desarrollado su labor en la recepción. Todos ellos han dejado en este año, por diversas razones, su trabajo en la sede de CONFER.

Actualizado
22/12/2008
Compartir