“La escuela concertada está siendo discriminada”

Escuelas Católicas exige un “trato igualitario” a las administraciones

(Miguel Ángel Malavia) “Hay que denunciar la clara discriminación a la que está siendo sometida la escuela concertada, en beneficio exclusivamente de la pública”. Así de claro se ha mostrado Manuel de Castro, secretario general de Escuelas Católicas, que integra a las asociaciones de escuelas concertadas católicas FERE-CECA y EyG, en las que estudian el 20% del total de los alumnos españoles. En una rueda de prensa ofrecida esta mañana en Madrid, reafirmó que no espera “ningún trato de favor”, sino que simplemente se aplique la ley, “que es la que establece la equidad”.

A continuación, enumeró algunos de los puntos en los que ese trato arbitrario es palpable en contra de los centros concertados: el acceso al bilingüismo, “reservado exclusivamente para la escuela pública, estando muy restringido a los pocos concertados a los que se ha autorizado por una escasa financiación”; la dotación de recursos tecnológicos -puso el ejemplo “desolador” de Castilla-La Mancha, donde la Junta ha dado un ordenador portátil a cada profesor de centros públicos y ninguno a los docentes en concertados-; descompensación en la concesión de becas para comedor o transportes, siendo “mucho más fáciles de conseguir para los alumnos de pública que los de la concertada, incluso con las mismas condiciones económicas”; o la falta de medios y ayudas para atender a los alumnos con necesidades específicas, “pese a lo cual aún siguen echándonos en cara que nosotros no queremos a esos alumnos en nuestros centros”.

Manuel de Castro concluyó pidiendo la aplicación real de las disposiciones que conforman la LOE, siendo una de las más urgentes la de “poner fin a la deficiente financiación del módulo del concierto”. En su opinión, “aquí radica la base del conflicto”, pues con la nueva ley “tendría que haber entrado ya en vigor un nuevo reglamento del concierto”. Algo que, por el momento, “ya lleva un año de retraso”.

El Secretario General de Escuelas Católicas anunció la creación de un ‘Observatorio para la no discriminación del alumnado’, pues, a día de hoy, “es preocupante la clara discriminación en contra de los que estudian en centros concertados”.

Más información en el nº 2.640 de Vida Nueva.

Actualizado
10/12/2008
Compartir