‘¿Por qué no se conoce esta ejemplar labor?’

El Día de la Iglesia Diocesana llama a interesarse por la realidad eclesial

(M. Arrivi- Foto: L. Medina) “Si de verdad queremos a esta Iglesia diocesana y nos sentimos unidos a ella y a cuanto realiza, tendremos que contribuir económicamente a su sostenimiento”. Ante la celebración del Día de la Iglesia Diocesana (el 16 de noviembre), el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, invita en su carta pastoral a dar más pasos en la autofinanciación. “No basta ni con marcar la cruz en el impreso de la renta, ni con dejar algún dinero en la colecta de la misa dominical. Tenemos que organizarnos mejor”, apostilla, proponiendo para ello “la cuota parroquial”.

Esta festividad también debe ser aprovechada para conocer mejor la realidad diocesana porque, “cuando ofrecemos algunos números sobre las acciones pastorales y sociales que realiza y el de las personas directamente comprometidas con ello, surge enseguida la admiración y la pregunta: ‘¿Por qué no se conoce toda esta maravilla y ejemplar labor?'”. Del mismo modo, el cardenal anima a poner la atención en el “ejemplar espíritu” con el que se hace.

“Necesitamos cuidar de nuestra Iglesia diocesana, nuestra comunidad cristiana -recuerda Amigo-. Tiene que llegar a ella el pan de la Eucaristía, y necesitamos sacerdotes. Se ha de recibir el pan de la Palabra, y se requiere un buen número de catequistas bien formados”.

Colaboración

Sin dejar de ser consciente de la crisis económica, Amadeo Rodríguez Magro, obispo de Plasencia, llama a la colaboración en Vivir en la fe de la Iglesia: “En realidad, todo lo que aportamos nos será devuelto a través de la actividad de la Iglesia y siempre revertirá en la sociedad en general como ayuda, en la que saldrán favorecidos los más necesitados”.

José Sánchez, prelado de Sigüenza-Guadalajara, es otro de los obispos que, al cierre de esta edición, se había referido a la celebración de esta jornada. Así, en su mensaje Vocaciones y pueblo de Dios, anima a interesarse por la diócesis como “nuestro espacio normal de vida en la Iglesia”. “Exhortamos a que cada uno asumamos nuestra responsabilidad en esta Iglesia y colaboremos en la misión de la Iglesia en nuestra tierra y en el momento actual”. A su vez, anuncia la celebración, el próximo 15 de noviembre en la Catedral de Sigüenza, del 16º Encuentro Pueblo de Dios, dedicado a las vocaciones. 

Tu Iglesia, tu familia. (Familia non, Eliza han) es el lema elegido por la diócesis de Vitoria porque, tal como escribe el obispo Miguel Asurmendi, “valoramos que somos una familia, la familia de los hijos de Dios”. Como miembros, apela a sus fieles para que se impliquen en ella: “Tu diócesis te necesita, colabora en tu parroquia, ayuda en sus necesidades”.

En el nº 2.635 de Vida Nueva.

Actualizado
07/11/2008
Compartir