Salvador Pié: “Este Sínodo ha tenido la misma intuición que la ‘Dei Verbum’”

Profesor de Teología Fundamental

(Texto y foto: Juan Rubio) El perito sinodal español Salvador Pié Ninot considera que este Sínodo servirá para ir logrando una lectura más eclesial de la Biblia en el mundo. La gran importancia de esta asamblea es la de haber partido “del primado de la Palabra como fuente de renovación. Es importante este punto de vista de arranque, porque es la misma intuición que tuvo el Vaticano II en la constitución dogmática Dei Verbum. La renovación en la Iglesia se hace a través de las fuentes y no desde otras instancias. La Palabra es la principal fuente de la revelación”. El profesor Pié es catedrático de la Facultad de Teología de Cataluña, en Barcelona, y de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. A su vez preside la Fundación Blanquerna, integrada en la Universidad Ramón Llull de Barcelona. 

El hecho de que sea ésta la intuición fundamental del Sínodo le da un aire primordial para este teólogo catalán, que destaca, entre los importantes ámbitos sobre los que está tratando el Sínodo, “el aspecto ecuménico, en el que se ha avanzado considerablemente, pero que, con la irrupción de las sectas en el panorama social, puede hacer que las posturas se vayan a los extremos con interpretaciones muy fundamentalistas”. Otro tema que se irá solventando en las discusiones es el que aborda la relación entre biblistas y teólogos. La pregunta de siempre de si los evangelios son fidedignos o no. Son cuestiones que se han venido planteando siempre y que ha vuelto al Aula sinodal, aunque no se puede perder de vista el carácter pastoral de este Sínodo. “Es necesario un lenguaje más bíblico que teológico”. La Dei Verbum trató muy bien y profundizó acertadamente en la Biblia como fuente de la revelación, “aunque no profundizó igualmente en la Tradición como fuente de revelación importante. Se entiende la Tradición como el contexto en el que se expresa la Palabra y se transmite”. De todas formas, hay una convicción, y es que este Sínodo “traerá un mayor aprecio por la Palabra y se leerá más la Biblia desde un contexto eclesial”. 

En el nº 2.633 de Vida Nueva.

Actualizado
24/10/2008
Compartir