Ayuda a la Iglesia Necesitada hace una radiografía de la libertad religiosa en el mundo

La asociación católica internacional presenta su informe anual en Madrid, Roma, Berlín y París

(Vida Nueva) Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) presenta este jueves 23 de octubre en Roma la publicación Libertad religiosa en el mundo, para el año 2008, con la que espera “generar en los países en que no se garantiza la libertad religiosa un proceso de toma de conciencia entre gobernantes y dirigentes religiosos” que contribuya a “mejorar las condiciones de vida de millones de seres humanos que ven pisoteado su derecho más íntimo y profundo”, tal y como señala el presidente internacional de AIN, Joaquín Alliende, en el prólogo del libro.

El informe, de más de 600 páginas y publicado en seis idiomas (español, italiano, inglés, alemán, francés y portugués), se presentará simultáneamente en Madrid, Berlín y París. Tras la presentación tendrán lugar ruedas de prensa en varios lugares, entre ellos Lisboa y Viena.

Con la publicación del informe, AIN quiere ofrecer “un compendio general del grado de libertad religiosa existente en cada uno de los países del mundo“, subrayando también las formas y los motivos de la represión que sufren los diversos grupos religiosos. “El hecho de que en los últimos tiempos el papa Benedicto XVI y otros representantes de altura de la Iglesia, así como muchos políticos, hayan señalado en varias ocasiones la importancia de la libertad religiosa, pone en evidencia la actualidad del tema”, añade el comunicado de la asociación católica.

Según avanza la agencia italiana SIR, son 60 los países del mundo en los cuales se registran graves violaciones contra la libertad religiosa. Entre ellos, por supuesto, la India, donde a día de hoy continúan los ataques contra los cristianos; ayer mismo, la Conferencia de Obispos Católicos de la India informaba de que el pasado domingo cuatro novicios de la Sociedad Misionera India fueron atacados por miembros del partido fundamentalista Vishwa Hindu Parishad en el distrito de Karnataka. Lo mismo ocurre en Pakistán, donde la situación de la libertad religiosa y de los derechos humanos ha sufrido un empeoramiento desde 2007. La situación también es crítica en Irak, como  ha puesto de manifiesto recientemente el cardenal iraquí Emmanuel III Delly, patriarca de Babilonia de los Caldeos, en el Sínodo de los obispos sobre la Palabra.

En África, preocupa la situación de Eritrea, donde en agosto de 2007 las autoridades ordenaron a la Iglesia católica ceder todas sus estructuras sociales (escuelas, clínicas, orfanatos, centros para la formación de mujeres, etc.) al Ministerio de Bienestar social y Trabajo; además, desde mayo de 2002 unas 2.000 personas han sido arrestadas por su fe y encarceladas durante varios meses y hasta años sin una acusación formal y sin proceso judicial.

Actualizado
22/10/2008
Compartir