La fe, con otro lenguaje y… a otras horas

Zugaz’, nueva apuesta de la Pastoral con Jóvenes de la Diócesis de Vitoria

(Texto y fotos: Vicente L. García) Las encuestas sociológicas “hablan” de lo difícil que le resulta hoy a la Iglesia conectar con la juventud, y es un hecho cierto. Pero que no se diga que no es por falta de ganas e ideas. La diócesis de Vitoria, a través de su Delegación de Pastoral con Jóvenes y la Asociación Cultural Gazteok XXI, por ella creada, acaban de abrir un nuevo espacio de encuentro con la juventud: ‘Zugaz’ (‘Contigo’).

Enclavado en el Casco Viejo de la ciudad, en la Kutxi, una de las calles de más solera para el alterne de la juventud en los findes, y al abrigo de uno de los referentes culturales y turísticos más universales de Vitoria-Gasteiz, la Catedral Vieja de Santa María, se encuentra el nuevo local que, junto a la cercana capilla de San Ildefonso, conocida como el espacio de ‘Sicar’, conforman ya el núcleo principal de la variada oferta socio-cultural-misionera para los jóvenes de esta diócesis vasca .

El proyecto ‘Zugaz’ comenzó a gestarse hace tres años, como recuerda el hasta el pasado 26 de septiembre delegado de Pastoral Juvenil, Alvaro Chordi: “En la Delegación, y dentro de su programa de actividades más misioneras, descubrimos la necesidad de salir al encuentro con los jóvenes allí donde se mueven, entrar en diálogo con la cultura joven actual, tener una cierta presencia pública y encontrar los medios adecuados para poder proponer de modo significativo, e incluso reescribir, el Evangelio con todos los jóvenes que nos sea posible, no sólo con los frecuentan nuestras plataformas pastorales, que hoy día representan un porcentaje pequeño y cada vez menor de la juventud actual. Inicialmente se formó un equipo de reflexión sobre el tema que lanzó el proyecto y, a continuación, un equipo de jóvenes voluntarios que le dieran forma y lo materializaran”.

Rubén Ruidobro, laico liberado para la Delegación, ha vivido también la génesis y reflexión para su puesta en marcha de ‘Zugaz’: “Este proyecto pretende ofrecer servicios e iniciativas a adolescentes y jóvenes que están en búsqueda, pero que no encuentran referencias claras ni pertenencias sólidas. No se trataría de hacer competencia ni quitar jóvenes a las parroquias o colegios, pero sí de ofrecer la fe con otro lenguaje, con otros símbolos, con otro estilo, a otras horas… una antesala de la iniciación cristiana. Sería una propuesta cultural que los jóvenes cristianos puedan ofrecer a aquellos de sus amigos que, a priori, pasan de estas movidas explícitamente religiosas. Son también destinatarios los jóvenes cristianos que deseen despertar y/o animar su conciencia misionera desde las plataformas pastorales en las que se encuentran”.

El proyecto ‘Zugaz’ cuenta con un equipo de nueve personas. Javier, uno de sus miembros, espera que su número se vaya ampliando, “porque aquí, las personas no se representan sólo así mismas, sino a colectivos y plataformas que hay detrás y que han decidido implicarse en el proyecto”. “En el mismo edificio de ‘Zugaz’, y en una de las viviendas habilitadas -añade-, viviremos Josean, Iratzi y yo, que somos miembros de la comunidad laica de Corazonistas de Vitoria, quienes asumimos el compromiso más directo sobre el nuevo local. La decisión de vivir allí está directamente relacionada con el compromiso misionero de nuestra comunidad, que ha optado, más que por llevar adelante un proyecto propio, por implicarse en los proyectos de la Diócesis”. Además de esta pequeña comunidad, están los delegados diocesanos y jóvenes como Arturo, Daniel o Diego, que asumen otras áreas en la organización.

Pero este proyecto tiene una vocación de llamada a la participación en la que lo que se pretende es que los propios jóvenes que acudan a ‘Zugaz’ sean los verdaderos protagonistas y quienes marquen las líneas de la actividad. “En la Iglesia -afirma Josean-, debemos dirigirnos a todos los jóvenes, superando la vieja visión que distinguía entre ‘frecuentadores’ y ‘lejanos’. La Iglesia debe dedicar toda su atención pastoral a todos los jóvenes, consciente de que en el día de hoy son una minoría los que realizan los itinerarios tradicionales. Esto nos exige superar los confines habituales de la acción pastoral para explorar los lugares, incluso los más impensados, donde los jóvenes viven y se encuentran”.

Mentalidad de exploradores

Pero, además, ¿qué imagen puede desprenderse de ‘Zugaz’ para aquellos habituales del Casco Viejo vitoriano? Iratzi cree que, “para los no creyentes, puede representar saber que la Iglesia está presente en su mundo, que no se encierra en parroquias y templos, sino que los cristianos estamos más cerca de sus inquietudes y necesidades de lo que puedan creer”. “Además -añade-, hemos de pasar de la mentalidad de conquistadores al enfoque de exploradores. No se trata de ganar a los jóvenes, conquistarlos o ‘llevarlos a la Iglesia’, sino de explorar con ellos, a través de sus tiempos y su cultura, la sabiduría y los signos de Dios. La evangelización de los jóvenes está llamada a pasar de ser ‘confesional’ a ser confesante”.

Zugaz’ tendrá licencia de sociedad cultural, recreativa, juvenil y gastronómica (lo que permitirá ofrecer consumiciones, aunque sus responsables insistieron en varios momentos en que “no es preciso consumir nada para poder estar en ‘Zugaz’) y, como tal, abriría los jueves y domingos de 19:00 a 23:00, y los viernes y sábados, de 19:00 a 0:00.

Arturo y David son los responsables de la programación lúdica y cultural. “Tenemos programado el primer trimestre, precisamente porque queremos que, a partir de entonces, podamos contar con iniciativas de los jóvenes que acudan y la programación empiece a hacerse ya con ellos. No obstante, sí que hemos establecido unos espacios para ir encajando las diversas propuestas, como mesas redondas o tertulias con personajes de la ciudad en un formato que hemos denominado ‘A Brazo Partido'”, comenta Arturo.

David completa la lista de propuestas: “Ofreceremos también la proyección de una película de cine independiente, tanto europeo, americano, asiático o africano, y de forma más marcada, el primer viernes de cada mes será el día destinado al humor con monólogos, actuaciones cómicas, cuenta-chistes…; el segundo y cuarto viernes los dedicaremos a conciertos de grupos emergentes; el tercer viernes ofreceremos diversos espectáculos que abarcarán diversos campos culturales y de entretenimiento, como magos, lectura de poesía, relatos de viajes alrededor del mundo, o karaoke e iniciación a bailes de merengue y salsa. También habrá concursos de fotografía, exposiciones y un apartado para el Comercio Justo”.

César Fernández de Larrea, el nuevo responsable de Pastoral Juvenil que se ha hecho cargo de la Delegación tras pasar tres años cursando estudios sobre la evangelización con jóvenes en la Universidad Salesiana de Roma, enmarca el proyecto en la amplia oferta de esta Diócesis: “‘Zugaz’ pretende ser una concreción más de esta apuesta diocesana, junto a otros proyectos que estamos ya realizando como, la Semana de Cine “Ikusiz Ikasi” (‘Aprender viendo’); la revista Gazteen Berriak (Noticias de los jóvenes), que en sus 16 años de vida lleva 56 números y recoge la vida de los colectivos que trabajan con jóvenes en la Diócesis; el programa radiofónico La Pastilla Roja, en la radio asociativa Ola!19, los domingos por la noche, de 21:00 a 22:00 horas, y a cualquier hora en la web http://www.gazteok.org/, en la que se abordan temas de actualidad joven; el coloquio anual ‘Solasean’ (‘Charlando’), que en colaboración con el programa municipal de ocio ‘Gauekoak’ se celebra en un centro cívico de la ciudad sobre temas centrales de la fe cristiana; el Programa de acercamiento de los jóvenes al voluntariado ‘Gertu, un corazón que ve’; la ‘Martxa’ al Santuario de Estíbaliz; y ‘Sicar’, un espacio para la oración, la contemplación y la meditación, enclavado en pleno Casco Viejo, muy cerca del nuevo local de ‘Zugaz’ y que se está implando en otras diócesis tras su positivo balance en Vitoria. Además de las iniciativas de la Delegación, están las ofertas de parroquias, colegios, movimientos, asociaciones, etc., que podrían servirse de ‘Zugaz’ para redimensionarse, potenciar el trabajo en este sentido, publicitarse, etc”.

El local en donde se ha instalado ‘Zugaz’ fue inaugurado el 26 de septiembre con un acto en el que se presentó el programa de este curso y el nuevo equipo de la Delegación. El ambiente era de fiesta para la puesta en marcha de este ambicioso proyecto de acercamiento de la Iglesia a la juventud.

En el nº 2.631 de Vida Nueva.

Actualizado
10/10/2008
Compartir