“La manipulación de la religión termina enfrentando a los pueblos”

Juan del Río Martín toma posesión como arzobispo castrense

(Vida Nueva) “No busquéis en mí otra cosa que un servidor de Jesús y de su Iglesia que desea hacer el bien en medio de la familia de las Fuerzas Armadas”. Con este mensaje se presentaba Juan del Río Martín, en el día de su toma de posesión como arzobispo castrense, el sábado 27 de septiembre.

El acto, que tuvo lugar en la catedral castrense en Madrid, estuvo presidido por el nuncio del Papa en España, Manuel Monteiro de Castro, y fue oficiado por el propio arzobispo, contando con la presencia, entre otros, del Infante Don Carlos de Borbón; la ministra de Defensa, Carme Chacón; y los jefes del Estado Mayor y demás cúpula de los Ejércitos de España, así como el embajador de España cerca de la Santa Sede, Francisco Vázquez.

La intervención del arzobispo estuvo precedida del saludo  de bienvenida del vicario general castrense, Ángel Cordero Cordero, quien aseguró a Del Río que “se encontrará con unos diocesanos, hombres llenos de virtudes y valores humanos y espirituales que reconocerá en el trato cotidiano”.

Juan del Río comenzó su homilía confesando su fe en Cristo y dando las gracias a la diocesanos de Jerez por todo lo que ha recibido de ellos durante los ocho años que ha estado al frente del Obispado. Habló del “genuino sentimiento religioso”, como “principal antídoto frente a la violencia y los conflictos”, tomando así unas palabras de Juan Pablo II durante la Jornada Mundial de la Paz de 2002. “La fe en Dios no es fuente de guerra, sino de paz -asegura el arzobispo-. Son, en cambio, los ídolos de moda creados por las ideologías y la manipulación de la religión los que siempre terminan enfrentando a las personas y los pueblos”. , recordó que “la existencia de un Servicio de Asistencia Religiosa a las Fuerzas Armadas -una institución que cuenta con una tradición de tres siglos- se basa en el derecho de todo ciudadano a ser atendido por los ministros de la confesión religiosa que profese”.

Tras finalizar la homilía invocando a la Virgen María, tomó la palabra el nuncio apostólico del Papa, Manuel Monteiro de Castro, quien felicitó a Del Río por sus ocho años de episcopado en Asidonia-Jerez, diócesis de la que seguirá siendo administrador apostólico . También aseguró que los fieles del Arzobispado Castrense de España “están ya en el solícito corazón del nuevo prelado, en sus propósitos de estar al lado de cada uno, con la firme resolución de mostrar a Jesucristo”. Igualmente expresó, en nombre del Santo Padre, un profundo agradecimiento a Francisco Pérez González, anterior arzobispo castrense.

Noticias relacionadas:

Actualizado
29/09/2008
Compartir