Berlusconi recortará el gasto en educación

Los obispos se unen a las críticas por una medida que suprimirá 87.000 docentes

(Darío Menor) Silvio Berlusconi quiere reducir el gasto público italiano y para ello ha decidido recortar el presupuesto en educación, que será un 7% menor que el año pasado. Los colegios de Educación Primaria van a ser los que más sufran la reducción de fondos, ya que pierden a los profesores especialistas en las distintas materias y recuperan en cambio la figura del maestro único. De esta forma, el Gobierno italiano prevé que podrá eliminar 87.000 plazas de docentes. Serán sobre todo los profesores jóvenes con contratos temporales, que llevan años esperando a conseguir la estabilidad laboral, los que pagarán con sus empleos el recorte de presupuesto.

Otra de las vías de ahorro consiste en la supresión de 4.000 escuelas. Según el borrador que el Ejecutivo de Il Cavaliere estudia poner en marcha el próximo curso, los centros de Primaria con menos de 600 alumnos podrían ser cerrados, obligando así a los niños a desplazarse a colegios de otras poblaciones más grandes. La medida afectaría especialmente a las zonas rurales, a los pueblos de montaña y a los de las islas más pequeñas. Los alcaldes de estas localidades y las asociaciones de padres prometen movilizaciones si la ministra de Educación, Mariastella Gelimini, no da marcha atrás en su proyecto.

Sin debate previo

A los obispos italianos tampoco les gusta la reforma educativa. Según un análisis del experto en educación Alberto Campoleoni en el Sir (la agencia de noticias de la Conferencia Episcopal Italiana), la recuperación del maestro único se ha realizado “por sorpresa, sin debatirlo antes” y constituye un error. “Dado el contexto de múltiples saberes y de especialización creciente, en los últimos años se ha afirmado la idea de que la pluralidad de maestros y el trabajo en equipo puedan garantizar mejor la satisfacción de las exigencias educativas de los niños”, escribe Campoleoni, apuntando después que son precisamente los profesores especialistas los que ha hecho que la educación inicial italiana “haya obtenido excelentes resultados”. “¿Entonces por qué cambiar y por qué con estos métodos?”, se pregunta.

En la misma línea se expresa Gregorio Iannaccone, presidente de la Asociación Nacional de Dirigentes Escolares, para quien “lo más grave” de la reforma es que el Gobierno “ha decidido intervenir justo en la Escuela Primaria, que funciona a un óptimo nivel, como corroboran los últimos estudios internacionales”. También advierten los expertos de que la introducción del maestro único en la educación pública provocará un trasvase de alumnos a los centros privados, penando así a las familias con menos recursos económicos.

Actualizado
26/09/2008
Compartir