“Laicidad no equivale a irreligiosidad o ateísmo”

(M. d. M.) “Laicidad no equivale a irreligiosidad o ateísmo. Los cristianos debemos defenderla como garantía de la libertad de conciencia y de creencias”. Ésta es una de las conclusiones del 28º Congreso de Teología sobre “Cristianismo y Laicidad”, que del 4 al 7 de septiembre organizó la Asociación de Teólogos Juan XXIII en Madrid.

En el mensaje final, que comienza subrayando que la libertad religiosa y la de conciencia son derechos fundamentales, se afirma que a la Iglesia “no le compete indicar o definir el orden político de la sociedad”.

No obstante, deja claro que la laicidad “no significa que el hecho religioso debe replegarse al ámbito privado, renunciando a toda presencia en la vida pública”. Para la Asociación, este término define el “marco jurídico y político en el que caben todas las creencias e ideologías”. “Los cristianos y cristianas están llamados a colaborar en la construcción de un Estado laico que haga posible una sociedad justa y solidaria, sin discriminaciones por razones religiosas, culturales o sociales”, completa.

Actualizado
12/09/2008
Compartir