Benedicto XVI recibe en audiencia privada a Ingrid Betancourt

La ex rehén de las FARC visita también en Italia a distintas autoridades e instituciones

(Vida Nueva) Tal y como era su deseo, Ingrid Betancourt ha sido recibida este lunes 1 de septiembre por el papa Benedicto XVI en una audiencia privada en la residencia veraniega del Pontífice en Castelgandolfo. La ex rehén de las FARC, que fue liberada el pasado 2 de julio junto a otras 14 personas, acudió al encuentro con el Papa acompañada de su madre, Yolanda Pulecio, quien ya fue recibida el pasado mes de febrero por el Santo Padre, al que pidió que rezara por los secuestrados en Colombia.

La audiencia de Betancourt con el Papa duró unos veinte minutos y tuvo un carácter “estrictamente privado”, según el protocolo del Vaticano, por lo que no fue admitida la presencia de periodistas. Tan sólo un pequeño grupo de fotógrafos pudo asistir al momento del saludo con la ex rehén, quien había manifestado su deseo de ver a Benedicto XVI pocas horas después de su liberación durante un operativo del ejército colombiano.

Se espera que Betancourt, que llegó el domingo por la noche a Roma, ofrezca una conferencia de prensa en las próximas horas. Durante su estancia en el país, que se prolongará hasta el 3 de septiembre, tiene previsto visitar a distintas autoridades y organizaciones. El mismo domingo de su llegada fue recibida en la sede de la comunidad católica de San Egidio, que se movilizó por su liberación, y cenó con el ex alcalde de Roma, Walter Veltroni, quien organizó numerosas manifestaciones de solidaridad y actos simbólicos para pedir su liberación.

El martes mantendrá un encuentro con el presidente de la República, Giorgio Napolitano, el ministro de Relaciones Exteriores, Franco Frattini, y el presidente de la Cámara de Diputados, Gianfranco Fini. En Florencia le será concedida la ciudadanía de honor de la ciudad.

Actualizado
01/09/2008
Compartir