María Voce, nueva presidenta de los Focolares

Con su elección y la de Giancarlo Faletti como copresidente, el Movimiento abre una etapa

(Victoria Lara) María Voce, una de las más estrechas colaboradoras de la fallecida Chiara Lubich, es la nueva presidenta de los Focolares. Fue elegida el lunes, 7 de julio, por la Asamblea General del Movimiento, reunida en Castelgandolfo hasta el 31 de julio, prácticamente por unanimidad.

El nuevo copresidente es Giancarlo Faletti, hasta ahora corresponsable del Movimiento en Roma. En los próximos días, la Asamblea, formada por 496 delegados de los 5 continentes, procederá a elegir a los consejeros. Con estos nombramientos, el Movimiento abre una nueva etapa de su historia, pues Chiara Lubich y las primeras y primeros focolarinos había estado hasta ahora en la dirección del Movimiento. En sus primeras palabras, la nueva presidenta les agradeció especialmente la confianza con la que han acompañado esta transición. Y manifestó estar “segurísima de tener en ellos a sus primeros colaboradores”.

La función de la nueva presidenta será distinta de la ejercitada por Chiara durante más de 60 años. Ella misma lo había dicho más de una vez, afirmando que “no sería una sola persona quien la sustituyera”, sino ‘un cuerpo’ de personas: el Consejo General, junto a la presidenta en comunión con el copresidente, para garantizar siempre el carisma de la unidad.

Experiencia ecuménica

María Voce nació en Aiello Calabro (Calabria, Italia) el 16 de julio de 1937. Conoció el Movimiento en 1959 y desde hace 44 años vive en la comunidad del Focolar. Habiendo realizado estudios de Teología y de Derecho Canónico, estuvo dedicada en los últimos años a la actualización de los Estatutos Generales del Movimiento. Es una de las responsables de “Comunión y Derecho” y miembro de la Escuela Abba, Centro de estudios interdisciplinario. Vivió en Turquía desde 1978 hasta 1988 y allí mantuvo una estrecha relación con el Patriarcado ortodoxo de Constantinopla, y también con el actual patriarca Bartolomé I, con líderes de otras Iglesias cristianas y con el mundo musulmán.

Giancarlo Faletti nació en Asti (Piamonte) el 14 de septiembre de 1940, en una familia de origen campesino. Con 19 años, queda fascinado por el ideal de fraternidad y unidad de los Focolares y a los 25 madura en él la decisión de donarse a Dios en el focolar. Después de haber realizado estudios de Economía, fue director de una entidad bancaria. Además de Roma, fue responsable del Movimiento en Génova y en Lazio. Fue ordenado sacerdote al inicio de su responsabilidad en Roma.

Mujer de “intrépida fe”

Benedicto XVI ha enviado un mensaje a la Asamblea, firmado por el cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado, en el que asegura sus oraciones para que el Movimiento prosiga “el fecundo testimonio evangélico según el carisma de la inolvidable Chiara Lubich”.

Lubich falleció el pasado 14 de marzo de 2008. En el mensaje enviado por el Papa con ocasión de sus exequias la definió como “mujer de intrépida fe, humilde mensajera de esperanza y de paz”. Más de veinte mil personas llenaron el 18 de marzo la Basílica de San Pablo Extramuros y sus alrededores para darle el último adiós.

Actualizado
08/07/2008
Compartir