La Santa Sede y Vietnam acuerdan acelerar el desarrollo de sus relaciones diplomáticas

(M. Gómez) Una delegación vaticana encabezada por el subsecretario de Estado para las Relaciones con los Estados, monseñor Pietro Parolin, ha realizado una visita oficial a Vietnam del 9 al 15 de junio. Durante el viaje, organizado anualmente desde 1990 para tratar temas bilaterales, se ha abordado de manera especial la expropiación de los terrenos de la Iglesia por parte del régimen comunista.

Según la información de la agencia oficial vietnamita, la VNA -recogida posteriormente por la agencia AsiaNews-, la visita ha sido “un éxito”, puesto que los representantes de la Santa Sede y el Gobierno de Hanoi han decidido fijar “lo antes posible” la fecha de inicio de los trabajos del grupo mixto para acelerar “el proceso de desarrollo de las relaciones bilaterales”.

Parolin fue recibido por el vice-primer ministro, Pham Gia Khiem, y mantuvo un encuentro con el Comité de Asuntos Religiosos del Gobierno, así como con los responsables de la Iglesia católica local. De visita en el santuario de La Vang, centro nacional del culto mariano en el país, el subsecretario de Estado declaró: “Para ayudar a la personas y poder dar nuestro apoyo al progreso de Vietnam, necesitábamos conocer la realidad del país”. Más adelante añadió: “Es una tarea en la cual es particularmente importante el papel de los laicos, que pueden descubrir la necesidad real de la gente. Los laicos insertos en la comunidad parroquial están capacitados para trabajar en el sector educativo, sanitario y social para los pobres”.

Por su parte, el obispo de Thai Binh (al norte del país), Nguyen Van Sang, confirmaba la recuperación para su diócesis del antiguo seminario, que se dedicará a un instituto de estudios teológicos para la formación de religiosos adultos.

La restitución de los bienes confiscados a la Iglesia durante los años 50, con la llegada del régimen comunista, es un motivo habitual de protestas y manifestaciones, como las que ocurrieron el pasado enero. Entonces, miles de manifestantes católicos llegaron a sufrir cargas policiales. El 11 de junio, la agencia francesa Eglises d’Asie informaba de nuevos incidentes en la diócesis de Vinh, cuando cientos de fieles apostados frente al Comité popular del distrito, reclamando los terrenos de la parroquia, fueron agredidos por una banda de jóvenes sin que la Policía hiciera nada por evitarlo.

Actualizado
20/06/2008
Compartir