El sínodo de Asturias se ocupará de la familia

Más de 18.000 personas participaron en la encuesta de selección de temas

(Juan M. Martínez) El Sínodo Diocesano de la Iglesia asturiana ya tiene temas, que fueron presentados por el arzobispo de Oviedo, Carlos Osoro, el pasado día 14. Para su elección, se realizó una encuesta durante la Cuaresma a más de 18.000 personas, entre sacerdotes, religiosos y religiosas, cristianos comprometidos y no comprometidos. El arzobispo se dejó aconsejar también por la Comisión Preparatoria del Sínodo y el Consejo del Presbiterio. Los temas elegidos son: matrimonio y familia; la iniciación cristiana de los niños; los jóvenes y la educación; la caridad; y la sociedad y la cultura de hoy.

En la encuesta realizada entre lo diocesanos también se incluía un apartado para que los consultados plantearan otros temas, a lo que respondieron 1.429 personas. Entre dichas propuestas, que no entrarán en el Sínodo, salvo tangencialmente, se encuentran: la Iglesia, su renovación y jerarquía; familia y divorcio de los católicos; la relación Iglesia y política; la mujer en la Iglesia; la misa dominical; el sacramento de la penitencia, o la caridad y atención a las personas mayores, entre otros.

Criterios a seguir

Además, el arzobispo asturiano ha decidido presentar a la Asamblea Diocesana cuatro decretos para que sean valorados y aprobados, de modo que marquen el criterio a seguir en la aplicación de las decisiones sinodales. Estos decretos versarán sobre la ‘Vida y Misterio de los Presbíteros y la Formación de los Ministerios’, la implantación en la archidiócesis del diaconado permanente; la ‘Vida Consagrada e Iglesia Particular’; y el laicado: vocación, misión y responsabilidad.

Para el anuncio, tanto de los cinco temas, como de los cuatro decretos, Osoro reunió en la sala capitular de la Catedral ovetense a los principales organismos de la diócesis: su consejo episcopal de gobierno, sus delegados episcopales, la comisión del sínodo, el consejo presbiteral, el cabildo catedralicio, el consejo de pastoral y el colegio de arciprestes.

Según el prelado, el Sínodo Diocesano tiene como objetivo principal “revitalizar la fe y la vida cristiana en todos los fieles a la luz del Evangelio, del Concilio Vaticano II y de todo el magisterio posterior de la Iglesia, a fin de disponer la archidiócesis para la más adecuada forma, presencia y misión evangelizadora en el siglo XXI”.

El proceso de este sínodo de la Iglesia que peregrina en Asturias acaba de dar por concluida la fase preparatoria y ha comenzado ya la segunda etapa, en la que se elaborarán los documentos sobre los temas elegidos por Carlos Osoro, y sobre los que, posteriormente, trabajarán los diferentes grupos sinodales. La Asamblea Sinodal está prevista que se celebre entre los meses de octubre y diciembre del año 2009.

Actualizado
20/06/2008
Compartir