España es el país que menos conoce las escrituras

(A. Pelayo– Roma) El lunes 28 de abril tuvo lugar en la Sala de Prensa de la Santa Sede la presentación de un interesante estudio sobre la lectura de la Biblia en algunos países, promovido por la Federación Bíblica Católica. Se trata de un serio estudio demoscópico realizado por el instituto GFK Eurisko sobre los índices de lectura de la Sagrada Escritura en los Estados Unidos, el Reino Unido, Holanda, Alemania, España, Francia, Italia, Polonia y Rusia.

El tema, siempre de gran actualidad lo es más ahora, de cara a la próxima Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos, del 5 al 26 de octubre, que tendrá como tema La Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia.

En la conferencia de prensa intervinieron monseñor Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura y eminente biblista; el obispo de Terni, monseñor Vincenzo Paglia, que preside la Federación Bíblica Católica, y el profesor de Sociología de la Universidad Roma Tre, Luca Diotallevi, que es quien ha dirigido estos trabajos que, según sus palabras, “es la empresa científica más sistemática hasta ahora realizada para comparar a escala internacional el grado y las formas de familiaridad con las Escrituras de la tradición cristiana por parte de la población adulta”.

España figura en la cola de lectores de la Biblia. En la cabeza se sitúan los Estados Unidos, donde un 75% de los adultos la han leído o utilizado para su oración personal los últimos 12 meses. Entre nosotros, ese nivel cae hasta un vergonzoso 20% que revela nuestros niveles de incultura religiosa, sin que en este campo sirva de excusa la enemistad de los poderes públicos o la falta de recursos económicos, puesto que una Biblia está hoy al alcance de todos los bolsillos.

Una de las conclusiones más alentadoras de la encuesta es que la lectura de la Biblia se intensifica y crece cuando se hace en grupos y “cuando es introducida y acompañada por personas competentes”, constituyendo una ayuda muy positiva para la participación en asociaciones apostólicas y en las celebraciones litúrgicas.

Del capítulo español de este estudio sociorreligioso, cabe destacar algunos datos:

  •  El 73% de los entrevistados se reconocen católicos; de ellos, el 74% asiste alguna vez a algún rito religioso; el 20% lo hace al menos una vez a la semana.
  •  El 73% de los encuestados reza alguna vez; sólo un 6% utiliza la Biblia para ello.
  •  El 49% está a favor de enseñar la Biblia en las escuelas; el 37%, en contra. 

Actualizado
30/04/2008
Compartir