Haití se rebela contra la subida del precio de los alimentos

(Vida Nueva) Al menos cinco personas han perdido la vida en Haití desde que semanas atrás empezaran las protestas en la ciudad de Les Cayes, al sur del país, por el elevado precio de los alimentos. “Tenemos hambre”, gritaba la muchedumbre que días más tarde intentaba asaltar el palacio presidencial en la capital, Puerto Príncipe.

Según algunos testigos, cientos de personas intentaron derribar las verjas de la residencia de René Preval, que asumió el poder hace dos años con la promesa de restaurar la paz en un país que sufre la violencia de la lucha entre clanes rivales. Varias personas habrían resultado heridas al enfrentarse con tropas de la ONU, que disparaban balas de goma y gas lacrimógeno para dispersarlos.

En Haití, uno de los países mas pobres del mundo, la población vive con menos de un dólar al día, y el reciente malestar causado por el aumento de precios de los alimentos amenaza con desestabilizar su frágil democracia, según acaba de reconocer ante el Consejo de Seguridad de la ONU el jefe de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), Hedi Annaba.

Cerca de 9.000 miembros de la MINUSTAH se encuentran desplegados en Haití desde 2004, cuando fueron enviados para acabar con el caos que siguió al derrocamiento del ex presidente Jean-Bertrand Aristide.

Actualizado
11/04/2008
Compartir