FERE-CECA pide apoyo y confianza a los obispos

Los religiosos de la enseñanza ratifican su comunión con el episcopado

(M. Arrivi) Sois vosotros quienes habéis sido llamados con una vocación y gracia especial para el servicio educativo de la Iglesia”. Conscientes de la confianza que, expresada a través de una carta, deposita en su labor Casimiro López, nuevo presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (que no estuvo presente por compromisos previos de agenda), FERE-CECA y EyG afrontaron sus asambleas anuales con el reto de seguir mejorando. Cerca de 300 representantes de titulares de sus 2.200 centros afiliados –más del 70% de la enseñanza concertada española– se reunieron en Madrid, entre el 13 y el 14 de marzo, para ratificar su sentimiento, como escuelas católicas, de “comunión con los actuales responsables de la Conferencia Episcopal Española”, a quienes ofrecen “colaboración” y piden “apoyo” y “confianza”.

Dentro de los aspectos recogidos en la declaración final, figura su apuesta, ante la nueva etapa política, “por el diálogo con vistas a un pacto escolar”, la única manera de resolver los problemas. Para ello, y “sin perjuicio de los legítimos intereses de la escuela católica”, están dispuestos a colaborar “en la mejora de la educación”. Por otro lado, reclaman el desarrollo de las libertades educativas, el tratamiento igualitario a todos los centros, el estudio de coste del puesto escolar y la consiguiente adaptación del módulo de conciertos, además de la rápida aprobación del Reglamento de Conciertos, en consonancia con la letra y el espíritu del acuerdo alcanzado en torno a la LOE.

80 nuevos centros en Valencia

“Tenemos ante nosotros un conjunto de retos propios de una sociedad que cambia a un ritmo acelerado y de su propio devenir histórico, con una mayor presencia y protagonismo de los laicos en la vida de la escuela”, se afirma en la conclusión, donde se perfilan el estudio de los “Temas claves” y el trabajo sobre “Calidad, Equidad y Libertad” como herramientas para adaptarse al cambio. En este sentido, la presidenta, Inmaculada Tuset, hizo hincapié en su discurso inaugural en el esfuerzo realizado para el mantenimiento del carácter propio de los centros católicos, tanto en lo que se refiere a su continuidad, como en lo relativo a su proyección en los contenidos curriculares, especialmente en el debate suscitado por la asignatura Educación para la Ciudadanía. Las Asambleas también expresaron su satisfacción por la incorporación de 80 nuevos centros, a través de su sección autonómica en la Comunidad Valenciana.

Actualizado
28/03/2008
Compartir