Adolfo Nicolás: el jesuita que vino de Asia para “servir al mundo”

(Vida Nueva) La Compañía de Jesús ya ha elegido a su Prepósito General que, de nuevo, es un español. El padre Adolfo Nicolás, S. J., será el 29º sucesor de San Ignacio de Loyola, tras superar la mayoría simple de 109 votos –en la segunda votación- durante la XXXV Congregación General de los jesuitas. Su elección se anunció el sábado 19 de enero por parte del padre José María de Vera, portavoz de la orden. Esta semana, Vida Nueva recoge todos los detalles de las horas posteriores a su designación, las reacciones, así como un extenso currículum del nuevo General de la Compañía en la crónica del corresponsal en el Vaticano Antonio Pelayo.

Las reacciones a la noticia fueron inmediatas. Desde su propia orden los comentarios han sido muy “elogiosos”, según el periodista. “Una persona muy creativa, muy abierta”, considera el padre De Vera; para el ex profesor de la Universidad Gregoriana, Paolo Molinari, “ha sido la mejor elección posible”. Mientras, los titulares de la prensa internacional subrayaban, sobre todo, su apertura al continente asiático.

Las primeras palabras del nuevo Superior se escucharon el domingo 20 de enero durante una eucaristía celebrada en la histórica iglesia romana del ‘Gesù’. En su homilía, el padre Adolfo Nicolás habló de la misión de servicio de los jesuitas y deseó que dicha misión se dirija a las nuevas naciones, “nuevas no geográficamente sino humana, existencialmente: los pobres, los marginados, los excluidos, los disminuidos, los manipulados”. Este viernes, el recién elegido Prepósito mantiene un encuentro con periodistas, no una conferencia de prensa, sino una simple comparecencia en la que realizará un breve saludo y se dejará fotografiar, pero no responderá ninguna pregunta. Sí está prevista una rueda de prensa cuando finalice la Congregación General.

Nacido en Palencia en 1936, el padre Nicolás –Licenciado en Filosofía por la Universidad de Alcalá de Henares- fue enviado como misionero a Japón en 1961, donde comenzó sus estudios de Teología, siendo ordenado sacerdote en 1967. Salvo pequeños períodos en Roma y Filipinas, ha pasado la mayor parte del tiempo en Japón, donde ha ejercido como provincial de la ‘Niponica’ –nombre latino de la provincia japonesa-, ha sido asesor del Episcopado japonés y moderador de las provincias jesuíticas de Asia Oriental y Oceanía.

El próximo 21 de febrero los participantes en la XXXV Congregación General serán recibidos en audiencia por Benedicto XVI.

Más información en el nº 2.598 de Vida Nueva (A fondo, páginas 8-10).

Actualizado
25/01/2008
Compartir